domenica 28 febbraio 2016

¿ISRAEL VS HAMAS O LIMPIEZA ETNICA EN PALESTINA?

Dr. 
Noviembre de 2014, La Habana, Cuba.

Durante la época de la bipolaridad, predominaban en los conflictos internacionales los factores nacionales, fronterizos, económicos…etc. En cambio, durante la unipolaridad han prevalecido los factores étnicos, ideológicos, confesionales, religiosos…etc. El mapa político del mundo actual así lo confirma.
La globalización neoliberal facilitó a la política exterior de EEUU, bajo dos mandatos de W. Bush (repúblicano) y su continuidad en dos mandatos de Barak Obama (demócrata) la oportunidad de atomizar países de la periferia del sistema capitalista, destruir sus Estados nacionales, físicamente o mediante la usurpación de sus soberanías[1], y convertirlos en nuevos feudos, para garantizar la supremacía de EEUU por el máximo tiempo posible, e intensificar la explotación económico-social de los mismos, procurando el máximo posible de tasa de ganancia del gran capital norteamericano.
Al mencionar  “nuevos feudos o refeudalización” me refiero a la  intención del centro imperialista mundial de atomizar (descomponer) los Estados nacionales o casi nacionales de la periferia del sistema capitalista mundial para recomponer sus integrantes en ‘mini Estados’ sobre bases étnicas, religiosas, confesionales…etc. Es poco propable que esos mini Estados reunan los requisitos imprescindibles para convertirse en Estados soberanos e independientes, por lo que acudirían al centro mundial del capitalismo, en busca de su sustentación económica y militar, fundamentalmente.
Dada la relación asimétrica entre los Estados del centro y los de la periferia del capitalismo y la intención manifiesta de los primeros de desmontar los Estados nacionales en los segundos, el neoliberalismo globalizado conduce objetivamente, a una polarización creciente entre ambos bandos.
Las élites de la periferia se incorporaron, de forma dependiente, a las élites del centro, mientras “los macrogrupos sociales parecieron transformarse, unos con refeudalización, otros emergieron para supervivir en masas estructuradas de modos plurales, y en su vértice contrario, el gobierno leviatánico, apoyado por élites cada vez más estrechas, aunque contando con poderes también emergentes; pero con fuerza económica y tecnológica de inmensos alcances”[2].
El intento de refeudalización constituye un comportamiento reaccionario del imperialismo, pues pretende involucionar sociedades y condenarlas al retorno a formaciones económico-sociales precapitalistas, superadas por la historia y las luchas sociales[3]. Aun cuando los Estados nacionales originarios fueran plenamente capitalistas, no habría garantía de que sus mini Estados lo sean.
Incluso, si no se trata de que sociedades actuales regresen al feudalismo, por su situación dependiente se podrían convertir en feudos, o sea, dominios del imperialismo, y aunque tal vez internamente predominen las relaciones capitalistas, se presentarían  como No Estados, totalmente subordinados al capital transnacional y su “gobierno imperial”. En ambos casos, se manifiesta el carácter reaccionario del imperialismo.
El proyecto Gran Medio Oriente y los acontecimientos en pleno desarrollo en Libia, Egipt, Siria, Somalia, Yemen, Iraq, …etc, constituyen ejemplos concretos de la estrategia de destrucción de los Estados Nacionales y la reconstrucción o la refeudalización de sus sociedades, en mini “Estados” inviables y fallidos.
El pueblo árabe palestino vs guerra imperialsionista. Caso de Gazza. ¿Qué es la Franja de Gazza?

Es una porción del territorio de Palestina Histórica (27009 KM2), de 365 kilometro cuadrado (40 Km de largo y su ancho oscila entre 5 y 10 Km) con 1.8 millones de habitantes. La ciudad principal es Gazza, de 700 mil habitantes y de 56 KM2. Fue construida por los Kanaaneos en el siglo XV (a.n.e) y sufrió de invasiones de parte de Faraones, griegos, Romanos, Bezantinos…etc. Los árabes musulmanes entraron a Gazza en el  635 (n.e) convirtiéndose en un centro islámico importante, ya que alberga el mausoleo del bisabuelo del Profeta Mohammad (Hashem Ben Manaf, por eso se le llama también Gazza de Hashem) y es la ciudad natal de Al_ Shafeí, uno de los cuatro imanes principales del Islam sunita.

Una buena parte de su población son refugiados expulsados de sus tierras y propiedades palestinas en 1948 por el “Estado de Israel” impuesto a la fuerza militar y terrorista en Palestina Histórica, razón suficiente para convertir a Gazza en una encubadora de la resistencia, la revolución y la guerra de guerrillas urbana, sobretodo, durante el periodo 1967–1973, liderad por el legendario mártir “Guevara de Gazza”. La combatividad de su pueblo obligó al ejército sionista de ocupación, a retirarse de sus territorios en el 2005 y evacuar sus 22 colonias con sus casi 8000 colonos. Desde entonces se ha mantenido la situación beligerante entre la resistencia armada palestina y el ejército más poderoso del Medio Oriente!

ACUERDO DE OSLO 1993
El proyecto nacional palestino concebido desde mediados de la década de los sesenta del siglo XX para liberar a toda Palestina Histórica de la invasión y ocupación sionista y sus aliados del imperialismo y la reacción mundial, ha sufrido un revés indiscutible en sus principios ideológicos y programáticos a partir de una serie de acontecimientos políticos y militares. No obstante, el más duro de los reveces ha sido el Acuerdo de Oslo de 1993 por sus consecuencias desastrosas para el proyecto nacional, la unidad del pueblo y sus legítimos derechos naturales, nacionales e históricos.
La evolución de la composición socioeconómica de los distintos sectores del pueblo palestino dentro y fuera de Palestina y su interacción con los cambios económicos, políticos y sociales regionales e internacionales, trajo consigo polarización de clase y por ende de posiciones y conductas políticas de las élites y representantes de dichas clases respecto al conflicto arabe sionista y su derivación israelo-palestino.  En última instancia, la posición de clase es la que determina la posición política de clase en los procesos sociopolíticos en cualquier sociedad y la palestina, con sus particularidades, no es una excepción.
Algunas capas y élites palestinas ya no tienen interés en el proyecto libertario y sus privilegios e interese de clase las sitúan objetivamente en el campo enemigo del pueblo, la patria y la liberación nacional. Por ello, su interés político fundamental en la actualidad consiste en poner fin definitivo al conflicto israelo–palestino, mediante un arreglo que garantice dichos intereses de clase, procurando una “paz del capital”[4]. Esa es, en mi opinión, la base económico-social de clase que está en el trasfondo del comportamiento político de algunas élites palestinas, instituidas en los círculos de poder y centros de tomas de decisión, primero en la OLP y luego en la Autoridad Palestina (AP).
En la traición a las Intifadas del pueblo palestino (1987 y 2000) han estado involucradas tres capas sociopolíticas palestinas “el liderazgo capitalista burocrático de la OLP; el capitalismo contractual dentro de los territorios ocupados, organica y directamente vinculado al capitalismo sionista de Israel, y el capitalismo del capital financiero especulativo en el exilio, fundamentalmente en los países del Golfo Arabigo. A su servicio se han reclutado grupos de intelectuales organicos del capital y pro arreglo, que lo han envuelto con un marco de apologías y teorizaciones (…) la AP sostiene a 200 mil empleados públicos y secretos financiados por el enemigo capitalista occidental”[5].
Dada la crisis del proceso pacificador auspiciado nominalmente por el Cuarteto y de facto por  EEUU, el conflicto interno palestino entre el gobierno electo de HAMAS y el presidente de la AP, Mahmud Abbas, “este podría disolver el gobierno autónomo y declarar la situación de emergencia (…) designar un gobierno estrecho de emergencia, que recibiría el apoyo de todo Occidente, la entidad sionista, los regimenes árabes y todos los corruptos palestinos (…) sería indudablemente un gobierno fascista de los servicios de seguridad preventiva, que en esencia son fascistas del tipo Pinochet en Chile (…) y ya que EEUU está por contener al Islam Político en detrimento del Islam (yihadista) se formaría un gobierno de los beligerantes del arreglo, apoyado por los servicios fascistas de seguridad”[6].
ACTORES DIRECTOS EN EL CONFLICTO ARABE PALESTINO- SIONISTA ISRELI:
A raíz de los sucesos del 11 de septiembre de 2001, el Pentágono elaboró un plan militar que fue entregado a W. Bush el 30 de septiembre del mismo año, para cambiar los regímenes gobernantes en siete países  (Iraq, Irán, Siria, Líbano, Sudan, Libia y Somalia) además de “destruir a Hizbollah y Hamas por ser enemigos de Israel”[7]. La Administración tenía la intención premeditada de intervenir militarmente en los territorios de la AP, aun cuando Hamas era un movimiento ajeno a las estructuras de la AP y perseguido por Israel y la Seguridad Preventiva Palestina (SPP). P. Wolfowitz, explicó que “lejos de emplear directamente nuestras fuerzas armadas, esas tienen colosales recursos para crear y fortalecer fuerzas locales o milicias amigas que se encargan de combatir el terrorismo”[8].
En consonancia con  el cruce entre la corriente apologista del uso del hard power con algunos elementos de la corriente promotora del soft power de la doctrina neocon sobre política exterior de la administración W. Bush, aparece “el libro “Vértigo” en EEUU durante marzo de 2006, de Bernard Henry Levy. “La obra defiende una nueva filosofía que se basa sobre la demagogia y la elocuencia por encima de la lógica centrándose actualmente alrededor de la idea de combatir la izquierda con lenguaje izquierdista  antes de declararse puramente derechista (…)la nueva filosofía antes se oponía al totalitarismo rojo y actualmente al totalitarismo verde”[9].
Esa obra, además de concordar con el veredicto de Bush sobre el fascismo islámico y la propagación de la islamofobia en mundo, promueve la creación de una corriente neo islamista (los moderados) con el propósito de desvirtuar el Islam radical y militante, que se opone a los planes imperialsionistas en el mundo islámico, como Hizbolah  en el Líbano y Hamas en Palestina.
La realidad actual en el llamado Medio Oriente ha superado lo previsto por el imperialsionismo y sus intelectuales orgánicos, ya que pululan en ese espacio geopolítico grupos multinacionales y multiétnicos, netamente terroristas y fascistas, como testaferros de la estrtegia occidental que busca la eliminación de la revolución y la resistencia en la Gran patria Arabe, como preámbulo para liquidar la Causa Palestina, la Nación Arabe y el verdadero Islam del Profeta Mohammad.
En esa estrategia fascista participan directamente el imperialsionismo[10] mundial (EEUU, Israel, GB, Francia, Alemnia, Japon, los gobiernos no gubernamentales de Europa, los regímens reaccionarios locales y regionales (especialmente, Turquía, Arabia Saudita, Qatar, EAU, Jordania) y la sexta columna itelectualoide, orgánica y funcional del neoliberalismo globalizado. Los grupos fascistas mercenarios cuentan con  colosales recursos financieros de las monarquías del Golfo, enormes recursos belicos de la industria armamentista occidental, el pensamiento wahabita[11] en contubernio con el sionismo y el neoconservaturismo norteamericano,  e incluso con una rara e inventada forma de prostitución de la mujer: “la prostitución del Yihad”!?
Sobre Imperialsionismo: EEUU, ISRAEL y Monarquias Islámicas.
El sionismo judío surgió como una solución colonialista, racista y genocida a la cuestión judía en Europa, llegando a materializar su propósito en un Estado artificial sobre la tierra de Palestina en 1948, y a la vez, viene procurando mantener ese status, al amparo del sionismo cristiano que se apoderó de los Estados del Centro Imperialista, especialmente en EEUU.
Tanto el sionismo judío como el sionismo cristiano se nutren de preceptos y creencias mitológicas y religiosas emanadas del antiguo y nuevo testamentos, además del Talmud. Las nociones de pueblo elegido, raza superior, excepcionalismo, voluntad divina, regreso del Mesías y el Armagedón constituyen el trasfondo ideológico cultural de ambos fenómenos. En lo político, representan los intereses del capital y de las clases dominantes, e incluso de las élites oligárquicas a escala global, que encuentran en el proyecto imperialsionista para Palestina, una base material indispensable para llevar a cabo su proyecto de dominación mundial.
En el mundo islámico también se ha producido un maridaje entre élites gobernantes y clérigos musulmanes a pesar de las advertencias hechas tanto por  El Profeta Mohammad (“mí nación se corrompe cuando lo hagan dos grupos: los gobernadores y los clérigos”[12]) y el sociólogo político Iben Jaldún, (advertía del maridaje entre el poder y la riqueza, para evitar la plutocracia). De esa forma se ha creado el sionismo árabe e islámico que se refleja en la ideología y el comportamiento político de los regímenes y fuerzas del “Islam Politico”[13].
En el último análisis, el sionismo no es más que la ideología del capital, que ya no se circunscribe a una fe religiosa o nación determinada. Los hechos históricos y actuales ilustran este criterio, que se refuerza con la alianza multinacionl, multiétnica y multireligiosa, como punta de lanza de la contrarrevolución en todo el Medio Oriente. De esa manera EEUU concentra en sus manos las fuerzas y recursos de las tres religiónes políticas, en función de los intereses de su oligarquía dominante y gobernante, tanto dentro de su jurisdiccional territorial como en las relaciones internacionales, tratando de impedir, a toda costa, la configuración y consolidación de un mundo multipolar que amenaza su  imperio y hegemonía a escala global.
En la actualidad, se observa una paradoja en las relaciones entre EEUU e Israel: el ámbito diplo-politico,  experimenta  tensión y cierta repulsión mutua entre la administración de Barak Obama y la administración de Benjamin Netanyaho, que no tiene precedente en la historia de las relaciones bilaterales. Sin embargo, el ámbito económico-militar-securitario viene experimentando mejoría en ascenso, superior a lo logrado durante la administración W. Bush, adulador del sionismo y de Israel.
La ayuda económica de EEUU a Israel es el aspecto más importante de sus relaciones estratégicas. “El monto total acumulado de esa ayuda en el periodo 1950-2012, según el Centro d Investigaciones del Congreso de EEUU, alcanza la cifra de 233.6MMM USD, además de las garantías financieras valoradas en 19 MMM USD ofrecidas últimamente, y los suministros militares extra, donados por el ejército norteamericano a su homólogo israeli”[14].
Simón Pérez, en el 2010 era presidente de Israel, aseveró ante el “Instituto para las Politicas del Pueblo Judio” que “Israel no podría sobrevivir sin las ayudas norteamericanas (…) no tenemos problemas con EEUU, pues la mayoría de su pueblo apoya a Israel”[15]. Desde 1973 EEUU ha sido el garante real de la existencia y superioridad tecno-militar de Israel, por lo que en cualquier conflicto, guerra o agresión sionista contra los árabes, hay que tener muy en cuenta las posturas y comportamientos de EEUU, y tratrlos como un solo ente y actor en el escenario del conflicto medioriental.
HAMAS: símbolo de la resistencia armada en Gazza. Síntesis biográfica.
                                                           “El líder no le miente a su pueblo”
                                                                           Profeta Mohammad (570-633).

Oficialmente Hamas nació el 15 /12/ 1987; sus raíces se remontan a la década de los años 40 del XX como heredera del Movimiento Hermanos Musulmanes, que habían canalizado sus posiciones políticas hacia la causa palestina mediante otras organizaciones suyas como “Movimiento de la Lucha Islámica” y “Almurabitun en la Tierra del Ascenso”.  La evolución negativa de la Causa Palestina desde 1948 y el auge del islamismo en la región medioriental condicionaron la aparición de Hamas, como un proyecto palestino islámico y yehadista, para hacerle frente al proyecto sionista sobre la base de nuevas bases, acorde a los cambios escenificados en el conflicto.

Empezó la lucha armada contra los militares sionista en los territorios ocupados en 1967 y desarrolló dos formas principales: el apresamiento de soldados y la guerra de los cuchillos contra los militares desde 1990.  La masacre de la mezquita Alibrahimi (en Alkhalil/Hebrón) en febrero de 1994 perpetrada por un colono sionista, Baruch Goldstein (30 muertos y 100 heridas) bajo la protección del ejército sionista, hizo que Hamas declarara una guerra total contra la ocupación y ampliara su rango para abarcar a todo colono israelita en la tierra árabe de Palestina.

Sobre su pensamiento y agenda política:
1. Hamas es un término abreviado del nombre árabe original de esa organización: Movimiento de la Resistencia Islámica; es popular y patriótico y lucha por la liberación de la patria del pueblo palestino y su emancipación de la injusticia y hacer frente al proyecto sionista apoyado por las potencias del neocolonialismo.

2. Es un movimiento yehadista y una parte integrante del movimiento del despertar islámico y cree que ese despertar constituye la clave fundamental para la liberación de toda Palestina;

3. Estima que la doctrina y los principios islámicos constituyen un fundamento invariable para su comportamiento contra el enemigo y que La causa palestina es más islámica que árabe. Afirma que el peligro sionista amenaza a todos los Estados Árabes e Islámico y que todos tienen la obligación de prepararse para combatir a los sionistas hasta que abandonen totalmente a Palestina.  Convoca a los gobiernos árabes e islámicos a resolver sus diferendos y aunar sus esfuerzos por sus causas nacionales.

4. Hamas cree que el conflicto con los sionistas en Palestina es existencial y no se puede resolver sin eliminar su causante: es decir, la colonización de Palestina, la usurpación de su tierra y la expulsión de su pueblo. Enfatiza que no se puede, bajo ningún concepto, ceder ninguna parte de la tierra palestina o reconocer la legitimidad de la ocupación sionista.

5. Hamas considera que la lucha armada es su medio estratégico contra el proyecto sionista y como un instrumento de disuasión. Limita sus acciones contra la ocupación sionista a los territorios palestinos.

6. Hamas no atenta contra los judíos como creyentes religiosos y propuso iniciativas humanitarias para excluir a los civiles de ambas partes del conflicto armado, en consonancia con las enseñanzas sublimes del Islam, las normas de los derechos humanos y el derecho internacional. Israel siempre ha desestimado esa propuesta.

7. Reitera su apoyo a una paz justa que le devuelva al pueblo palestino sus derechos a la libertad, el retorno a su patria, la independencia y la autodeterminación. Rechaza el arreglo político como concepto, ya que implica cederle al enemigo sionista el derecho de existir sobre la mayor parte de la tierra palestina, hecho que se contrapone a los valores, convenciones y normas internacionales y humanitarias y, más aun, sería un pecado proscrito por la jurisprudencia islámica. Considera que el acuerdo de Oslo de 1993 como el plan más peligroso entre los planes del arreglo político del conflicto.

8. Cree en la unidad nacional palestina basada sobre el compromiso de luchar por la liberación de Palestina y desconocer cualquier legitimidad del enemigo sionista o su existencia sobre cualquier parte de Palestina.

9. Considera que la vida bajo las banderas del Islam constituye el ambiente ideal para la coexistencia entre las religiones monoteístas, amparada por la experiencia histórica.

10. Hamas simpatiza con las causas de liberación en el mundo y apoya las aspiraciones legítimas de los pueblos que luchan por su emancipación de la ocupación y la política de discriminación racial.

11. Hamas no se inmiscuye en los asuntos internos de los Estados ni interfiere las políticas de los gobiernos regionales ni se alinea en eje político alguno contra otro.

12. Cree en la importancia del dialogo con todos los gobiernos, partidos y fuerzas internacionales independientemente de su credo, nacionalidad o sistema político[16].

ALGUNAS VALORACIONES SOBRE EL COMPORTAMIENTO POLITICO DE HAMAS.

Hamas ha evolucionado en su comportamiento político en la sociedad palestina bajo ocupación militar sionista, transitando de la prédica a la beneficencia y el Yihad, llegando al gobierno y la política. No obstante, Hamas plantea que “combate por la liberación de Palestina (…) la reforma (…) el alivio a las condiciones agotadoras creadas por la ocupación sionista ¡y de ninguna forma instaurar un Estado islámico!”[17]

Es cierto que Hamas pertenece de hecho al llamado ‘Islam Político’ y lucha por espacios en el ámbito palestino. El profesor Rached Alghannuchi, presidente del Movimiento del Despertar Islámico Tunecino (reconoce el Islam Político), aconseja a los partidos islámicos que participan en las elecciones parlamentarias en los países árabes a “no sobrepasar el límite del 30% de los escaños, porque los regímenes árabes todavía no están listos para un gobierno de los islámicos”[18].

Otros criterios apuntan a que los propios partidos islámicos inclusive Hamas, no están listos para gobernar y ello se debe a que  no diferencian entre ‘Islam cultural’ e ‘Islam Político’ o que su ideología les impide tratar la política con pragmatismo y flexibilidad, que podría negociar sus principios. El profesor Jamal Albanna, uno de los grandes pensadores islámicos racionalistas y autor de “El Islam es una religión y una nación; No es una religión y un Estado” (Editora Shorouk. El Cairo, 2008) cree que “el problema de los partidos islámicos radica en que buscan darle un carácter institucional a la religión; no son modernistas y adoptan visiones tradicionales (…) no acompañan los requerimientos de la contemporaneidad y se aferran a dogmatismo ideológico perteneciente a determinadas épocas”[19].

En cuanto a la composición orgánica de Hamas, encontramos que todos los sectores de la sociedad palestina están representadas en su seno: intelectuales, clero, pequeña burguesía, asociaciones femeninas, hombres de negocios, los campesinos…etc. aunque su liderazgo representa principalmente a la burguesía comercial y compradora (clientelar). Su proyecto es una economía capitalista caracterizada por una intervención importante del Estado.

¿Cómo va a evolucionar Hamas?

En el caso de Hamas, como un nuevo actor en el contexto islámico, cobra validez la máxima de  Wolfgang Von Gotha (1749 – 1832): “La teoría es gris, verde es el árbol de la vida”. Nadie lo puede asegurar y prefiero no hacer conjeturas prematuras. No hay garantías absolutamente seguras en cuanto a la evolución de una sociedad humana determinada se refiere. Nos habían inculcado que el socialismo era irreversible y ser comunista es alcanzar la máxima categoría de revolucionario.

Teóricamente debería ser, pero la política es lo que es de facto. El derrumbe de la URSS, el desmoronamiento del PCUS y una serie de partidos comunistas y la advertencia hecha por Fidel Castro en el aula magna de la Universidad de La Habana en noviembre del 2005, presentan las premisas reales para no juzgar, a priori, el futuro de Hamas y los demás movimientos nacionalistas islámicos, en su lucha por la liberación y emancipación de sus pueblos.

Existe un referente histórico real que podría compararse con la situación de Hamas. El caso de  Indonesia: “El primer movimiento anticolonialista fue “Sarakat Al Islam” (Unión Islámica) un grupo islamista creado en 1920 para combatir la ocupación holandesa. En ese contexto Lenin envió a Indonesia un comunista holandés, Henk Sneevliet, quien decidió trabajar con ellos (y) llegó a transformar ese movimiento en un movimiento comunista, que se convirtió en el Partido Comunista de Indonesia, el segundo en orden de importancia en toda Asia”[20].También existe la posibilidad de que Hamas se convierta en su contrario. En definitiva, Marx dijo en algún momento que todos los movimientos políticos del Oriente nacerán con ropaje de religión.

No obstante, El Movimiento de la Resistencia Islámica “Hamas” de Palestina es, en esencia, una organización que lucha por la liberación nacional de Palestina Histórica, hecho que la sitúa objetivamente en el campo opuesto al de EEUU y sus aliados y, por ende, se convierte en un blanco de  la guerra contra el terrorismo. En menos de dos décadas se convirtió en una fuerza principal de la lucha armada contra la ocupación sionista, ganando legitimidad política y popular en el ámbito palestino y árabe en general. Actualmente viene ganando reconocimiento y legitimidad internacional, incluso de parte de Rusia.

No obstante, a mi juicio, Hamas, en su afán de convertirse en el actor principal y casi único en los territorios ocupados de Gazza y Cisjordania, ya que originalmente pretendía sustituir a la OLP, cometió dos errores estratégicos que afectaron su imagen y legitimidad interna y propiciaron cierto reacomodo de su rumbo político en detrimento de su estrategia fundacional:

El primero: la participación en las elecciones legislativas de la AP, bajo condiciones de ocupación militar extranjera, como respuesta al plan de reforma y democratización, impulsado por la administración W. Bush. Hamas ganó la mayoría de las elecciones municipales y legislativassobre la base de un programa político, opuesto al plan norteamericano y la ocupación sionista y  formó un gobierno de autonomía. Esos hechos, independientemente de las intenciones y justificaciones, implicaron que Hamas haya reconocido, de hecho, el Acuerdo de Oslo de 1993, contra el cual venía luchando, y abandonado gradualmente la lucha armada por la liberación nacional.

Ello constituye una violación flagrante de su propia carta fundacional que prohíbe radicalmente el concepto de arreglo político y de la concesión de cualquier parte de la tierra palestina a cualquiera. Es decir, Hamas dio un paso grave hacia el reconocimiento de Israel, el Acuerdo de Oslo y todo el proceso de normalización de relaciones  con el enemigo histórico de la causa palestina.

El segundo: su involucramiento en una guerra fratricida que derivó en la división política, además de geográfica, de los territorios ocupados en 1967. Así, Hamas se igualó en pensamiento y comportamiento con la AP, su adversario desde 1993. pienso que la sustitución de una élite política palestina (Fatah) por otra (Hamas)[21] en el ‘poder’ de la AP no constituyó un cambio esencial en la naturaleza de dicha entidad ni un golpe de Estado contra la institucionalidad, sino una sustitución legal y legítima en el marco del gobierno autónomo, encadenado con el Acuerdo de Oslo.

Además de esos dos errores graves en el ámbito interno palestino, el liderazgo político de Hamas, en medio de la llamada “primavera árabe” desencadenada a partir del 2011, con un signo ideológico “islámico” abrumador, hizo una valoracion equivocada, en mi opinion, de la naturalez de ese fenomeno y se alineó con el eje de “Los Hermanos Musulmanes en Turquía, Tunez, Egipto, Libia y Siria, en oposicion al eje de la resistencia patriotica y nacionalista arabe-islamica, inicialmente compuesto por: Siria, Hizbolah, Hamas e Iran, opuesto al imperialsionismo en la region. Las consecuencias de ese comportamiento se reflejaron en casi una escisión entre lo político y lo militar, y entre los dirigentes en Palestina y los que están en el exterior. Gracias a la sabiduría y tolerancia de los demás aliados, Hamas ha podido sobrevivir y resistir las embestidas sionistas hasta el momento.

Por ello, en el enfrentamiento a la más reciente agresión fascista sionista contra Gazza, HAMAS tuve un inédito desempeño político militar sustancial: el 70% de la respuesta militar estuvo a cargo de las Brigadas Alqassam; 17% Brigadas Alquds (Yihad Islámico); 11% Brigadas Abu Alí Mustafa (Frente Popular) y 2% del resto de los grupos y combatientes. Se  logró una unidad de plan y acción entre todos en el campo de batalla militar. Lo mismo ha sucedido, hasta ahora, en la batalla política y las negociaciones en el Cairo, Egipto.

Agresiones nazifascistas del imperialsionismo contra Gazza, 2008 – 2014.
El pueblo árabe palestino viene luchando contra la invasión sionista a su patria desde 1886, cuando fue construida la primera colonia judía “Betah Tekva”[22] sobre tierras usurpadas a los campesinos palestinos. Allí se registró el primer enfrentamiento armado palestino-sionista. Incluso, se registró una rebelión popular palestina en Jerusalen y Yafa en 1881 contra los indicios de ese plan de colonización.

La esencia del conflicto creado en Palestina Histórica consiste en una invasión militar capitalista e imperialistas, ocupación de la tierra, exterminio y limpieza étnica, y cuando menos, expulsión de los dueños del país fuera de la frontera (ya hay en el mundo y en la propia Palestina seis millones de refugiados palestinos).
EEUU, como actor principal y directo en el conflicto, in situ, ha tenido importante  protagonismo en la preparación técnico-militar-ideológica de los aparatos de seguridad de la AP, bajo la dirección fáctica del General K. Dayton, se reflejó en un nuevo plan de seguridad en las grandes ciudades de Cisjordania, al encargar a una fuerza limitada de seguridad de la AP de desarmar grupos guerrilleros palestinos. Creo que se trata de una especie de escuadrones de la muerte de corte fascista[23] que operan en coordinación con las fuerzas militares y securitarias de Israel, para crear en Cisjordania una entidad abanderada de la Estrategia de Segurida Nacional, en beneficio de los intereses de EEUU, Israel y la élite política de la AP de Ramalah.
La Administración ordenó la realización de maniobras conjuntas de mando de los ejércitos de EEUU e Israel “simulando la ocupación de la Franja de Gazza (…) donde participaron 100 oficiales  de los cuatro ejércitos de EEUU”[24].  Egipto, Israel y EEUU  acordaron la presencia de “soldados norteamericanos vestidos de civil, equipados con tecnologías secretas (…) Desde hace semanas están trabajando en el eje Philadelphia que marca la frontera entre Gazza y Egipto y han descubierto 42 túneles”[25].
Dada la polarización político-militar entre las dos partes integrantes de la AP,  con el uso de la fuerza militar, Hamas puso fin  al poder de la SPP[26]. Un artículo de la revista británica Sunday Times aseguró que “EEUU, Israel y la OLP (AP) han estado conspirando contra los resultados de las elecciones limpias palestinas porque simplemente no les convienen” (…) EEUU está bloqueando a Hamas y por consiguiente ese no tendrá otra opción que resistir política y militarmente (y) aumentar el apoyo popular a su gobierno”[27].
Basada sobre documentos oficiales, Reuter reveló un nuevo plan de la Administración tendente a derrocar a Hamas: “El plan apoya el objetivo de crear alternativas democráticas a las opciones políticas totalitarias o islámicas extremistas (42millones de USD) se emplearán para promover grupos de monitoreo y periodistas locales que vigilarían las actividades de Hamas (…) se dedicarán 5 millones de USD a escuelas palestinas privadas que presenten un programa de enseñanza alternativo al controlado por Hamas(…) asesoría y entrenamiento estratégico a políticos y partidos seculares que se oponen a los islamistas de Hamas, a cargo del Instituto Republicano Internacional (…) mejoramiento del desempeño electoral y reforma partidista interna, a cargo del Instituto Nacional de la Democracia en coordinación con el Departamento de Estado”[28].
La Administración, en concertación con M. Abbas e Israel puso en marcha su plan[29] concebido, a priori, para derrocar el gobierno de Hamas y  movilizó además a la UE, los regímenes árabes reaccionarios y otros sectores del espectro político palestino, para presionar a Hamas: campaña propagandística, presiones financieras y hostigamiento militar[30].
Pienso que el fracaso de la guerra de EEUU e Israel contra el Líbano; los reveses de la guerra imperialista en Iraq y Afganistán y la polarización político-militar entre Gazza y Ramalah, configuraron un escenario desfavorable a la estrategia de la Administración en el Medio Oriente, por lo que acudió a escalar la guerra contra Gazza con el propósito de quebrar la resistencia en la región.
C. Rice, desde el podio de la ONU, proclamó que: “La partida de Y. Arafat es igual que la de Hamas actualmente; constituye el precio que los palestinos tienen que pagar a cambio de la realización de la visión de W. Bush[31].  Así,  la Administración prometió guerra de exterminio contra el pueblo palestino.
Operación “plomo fundido” 2008-2009
Una encuesta israeli antigua arrojó que el 60% de la muestra encuestada (1066 estudiantes cuyas edades oscilaban entr 9 y 14 años) apoyabn el exterminio total de la poblacion arabe existente en israel, en caso de un conflicto armado con los paiss árabes. Otra encuesta, igualmente israeli, realizada en enero de 2009, mostró que el 95% de los israelies apoyaban la operación genocida sionista bautizada como “plomo fundido” contra la franja de gazza 2008-2009. Estimo que ese resultado constituye un indicador inequivoco de la tendencia ascendnte al extremismo nazifascista pravaleciente en la sociedad colonialista sionista de israel.
El episodio bélico emprendido por el imperialsionismo y sus aliados contra la Franja de Gazza, constituyó un intento de aplastar la resistencia armada palestina. Teóricos de La Administración estimaron que esa guerra podría ser una oportunidad para lograr objetivos necesarios, que conducirían a una diplomacia exitosa de paz. Según Robert Satlov, uno de esos objetivos sería “reconsolidar la AP en la Franja de Gazza (…) y lograr el retorno del pueblo de Gazza -después de los combates actuales- a las instituciones de la AP”[32].
El 17 de enero de 2009, La Administración hizo patente su apoyo incondicional a Israel en su guerra abierta contra la Nación Arabe, al rubricar un acuerdo bilateral “destinado a reforzar la seguridad de Israel con la colaboración de EEUU;  a la cooperación entre los dos países en la vigilancia de la frontera entre Gazza y Egipto y al reforzamiento del bloqueo marítimo  con fuerzas de la OTAN”[33].
Es evidente que la política exterior de W. Bush ha sido capaz de movilizar recursos materiales (financieros y humanos) de los países donantes (contribuyentes en la empresa del imperialismo colectivo, aunque sean gobiernos no gubernamentales según Adel Samara[34]) para fortalecer la AP, que por definición no es un Estado y por condicionamientos y hechos consumados tampoco podría convertirse en tal Estado, sino un engendro en manos de la alianza de clase (imperialsionismo, reacción arabe y AP) que intentaría poner fin al conflicto israelo-palestino acorde a los intereses y perspectivas de dicha alianza.
EEUU y sus aliados, para reconocer a Hamas como actor en el marco de las estructuras de la AP, exigió tres condiciones, a mi juicio, suicidas para Hamas: reconocer la legitimidad del Estado de Israel; renunciar a la lucha armada y acatar todos los acuerdos firmados por la AP desde 1993. El margen de maniobra fue muy reducido y EEUU puso en marcha su plan de derrocar a Hamas y poner fin definitivo a la resistencia palestina en Cisjordania y Gazza, que culminó en la agresión  de 2008-2009.
A partir de entonces, Hamas procedió a aplicar medidas en la Franja de Gazza que afectan directamente a la Causa Palestina, entre otras,  restringir y limitar las acciones de la resistencia contra la ocupación militar sionista; detener a  guerrilleros en misiones combativas; monopolizar los espacios públicos y tratar de imponer su percepción de lo que sería la ley islámica en Gazza. Prácticamente se ha enemistado con todas las  organizaciones palestinas.
Se ha creado un ambiento sociopolítico desfavorable al gobierno de Hamas, que sufre además de un bloqueo férreo en Gazza, incluso con un muro subterráneo de 10 Km. en la frontero con Egipto (30 m de profundidad y medio metro de espesor de acero suministrado por EEUU) para luchar contra los túneles populares y la resistencia.
Además de la existencia de un “Acuerdo de Filadelfia 2005” rubricado entre Israel y Egipto para vigilar a Gazza. Se trata de un protocolo militar según el cual una fuerza guarda frontera egipcia de 750 efectivos se posiciona a lo largo de los 14 Km de frontera entre Egipto y Gazza, subordinada a las fuerzas multinacionales bajo liderazgo norteamericano, desplegadas en el Sinaí desde 1979.  El 16 de julio de 2007 se introdujeron modificaciones a ese acuerdo securitario con el propósito de recrudecer el bloqueo contra Gazza[35].
“La administración Obama que asumió el poder presidencial en EEUU tres días después de acordado el fin de la operacio “plomo fundido”  sigue una política esencialmente idéntica a la de su antecesor W. Bush, introduciendo algunos matices y modificaciones cosméticas, con el fin de mantener la existencia y exigencias de Israel en los ámbitos de seguridad, geografía y demografía, para convertirlo en una potencia regional única, en el marco del proyecto de dominación imperialsionista a escala global. Cualquier contradicción entre ambas potencias nunca ha sido antagónica y siempre se ha impuesto el interés y la voluntad de Washington.
“La renegación de la administración B. Obama de poner en práctica su promesa de cambiar sus políticas hacia Palestina; la tendencia de Israel hacia la extrema derecha; la incapacidad de los regimenes árabes en adoptar posiciones políticas, económicas, y mucho menos militares, en apoyo a la causa central de la nación árabe; la sumisión del liderazgo palestino oficial a los acuerdos de Oslo y su estrategia de negociación eterna; en medio de una situación internacional marcada por una crisis estructural del sistema capitalista mundial, que repercute en las prioridades de los actores principales de las relaciones internacionales, hacen, a mi juicio, que el proceso de pacificación, solución y arreglo político en el MO sean cada vez más difíciles y poco probables a corto plazo”[36].
Operación “Columna de Humo” 2012.

 “La resistencia del palestino en su patria es la     continuidad de la existencia objetiva del pueblo”.
 Adel Samara (Palestina Ocupada)

Siguiendo su método de exterminio contra el pueblo palestino y de  asesinato selectivo de sus lideres, el Estado de Israel asesinó en Gazza, el 9 marzo de 2012, a Zuheir Alqaisí, Secretrio General de “los Comites populares de la Resistencia”,  Hamas se abstuvo de participar en la respuesta de la resistencia palestina a es crimen. No obstante, en noviembre del mismo año, y a raíz de la destrucción de un vehiculo blindado israelí a manos de la resistencia palestina, Hamas se involucró en el enfrentamiento contra las tropas sionistas que emprendieron su nueva agresión genocida contra Gazza.

Uno de los resultados controvertidos de esa agresión consistió en el asesinato selectivo del subcomandante de las Brigadas Alqassam (brazo armado de HAMAS) Mahmud Alyaabarí, el 14 de noviembre de 2012. Fue una pérdida colosal para toda la resitencia armada palestina y sus aliados, ya que él encabezaba el ala más comprometida con la Causa Palestina, Arabe e Islamica, en el seno de Hamas, frente al ala derecha encabezada por su presidente Khaled Meshael.

a pesar de las pérdidads humanas y materiales causadas por el ejército sionista, analistas políticos y militares regionales opinaron entonces que el verdadero objetivo de Israel de aquel episodio, era poner a prueba la posición política de Hamas, y descubrir el potencial armamentístico de la resistencia, en previsión de una guerra total contra la Franja de Gazza.
Holocausto  sionista contra Gazza  2014. Operación “Margen Protector”.
El concepto “holocausto” es de origen griego (incineración total de la ofrenda a los dioses) y pasó al latín durante las traducciones de la Santa Biblia. Desde el siglo XII empezó a significar “la muerte por un incendio  o la ejecución en la hoguera”, como castigo a los magos, brujos y paganos. En 1895, fue utilizado por escritores británicos para referirse al exterminio masivo de un pueblo, para describir las masacres premeditadas y sistematicas perpetradas por el imperio turco-otomano contra los armenios (holocausto armenio). “A partir de 1978, las instituciones de propaganda sionista empezaron a monopolizar el concepto de “Holocausto” para ocultar el apoyo de los Estados imperialistas a la colonia expansionista sionista, detrás de un velo humanitario” [37].

Elie Wiesel, un supuesto sobreiviente de Auschwitz,  para referirse a las atrocidades nazi contra judíos europeos, publicó un libro tuitulado “Noche” donde afirma ese concepto. Sin embargo, cuando se trasladó a EEUU, sustituyó el holocausto por la versión norteamericana de los hechos de la II guerra imperialista, es decir, “exterminio con gas” en detrimento de la versión polaca “exterminio con vapor” o la versión soviética “exterminio con descargas eléctricas”[38]. Aun asi, encontramos con pruebas científicas irrefutables, que el Estado sionista de Israel, ha practicado más que un holocausto contra el pueblo palestino, desde el inicio de su invasión a Palestuna histórica, especialmente durante la agresión genocida más reciente contra Gazza.

“Si  es cierto que la entidad sionista constituye,  a niveles racista y facista, una copia elevada a una potencia mucho mayor que el nazismo, y lo supera por contar con la cobertura de la mayor parte del sistema capitalista mundial, especialmente el occidental, entonces es cierto también que esa entidad constituye una copia de EEUU a numerosos niveles: ambos son racistas blancos; ambos son colonias que sustituyeron a los pueblos originarios en su propio territorio; la producción y exportación de armas, como pivote principal de sus economías. Es decir, la guerra es una necesidad para ambas potencias, concebida como una política de recuperación económica”[39].

Las corporaciones de la industria armamentística de EEUU e Israel se encuentran en una situación de fusión en su capital, tecnología y política. Este hecho asienta la premisa meterial para que las empresas y los politicos norteamericanos tengan el interés de que la entidad sionista esté involucrada siempre en la guerra.

El escritor israelí, Isaac Leur explica que “los generales de nuestro ejército, aun cuando estan en servicio activo, construyen amistades fuertes con las corporaciones norteamericanas que venden las armas a Israel. Una vez retirados tienen los bolsillos llenos de dinero y se convierten en ejecutivos de las corporaciones. El ejército de defensa es el mayor cliente de cualquier cosa y de todas las cosas en Israel. Además, nuestras industrias de alta tecnología están llenas de generales retirados y en activo, que trabajan íntimamente con el complejo militar industrial occidental”[40]. Se estima que Israel es el tercer Estado exportador de armas a nivel mundial.

Escenario prevaleciente en vísperas de la agresión sionista contra Gazza, 2014.

El 2 de junio de 2014 Hamas y Fatah acuerdan crear un gobierno autónomo de reconciliación bilateral, ya que ambos actores en el escenario palestino están en crisis: Fatah del presidente de la AP de Ramalah (Cisjordania) no logra ningún avance en su estrategia pervesa de negociaciones eternas con Israel; Hamas vive una crisis interna entre políticos y militares, los primeros proclives a los arreglos políticos con EEUU e Israel, los segundos se aferran a los principios fundacionales del movimiento, que consagran la lucha armada por la liberación de toda Palestina; además del bloqueo ferreo impuesto sobre Gazza por Israel y sus aliados regionales, recrudicido por el alejamiento de Hamas de sus aliados naturales, el eje de la resistencia.

Desde el 2011, algunos países árabes viven deplorable situación interna de divisiones, luchas intestinas agravadas por intromisiones y intervenciones militares foráneas (primavera arabe) sobretodo en Siria que se ha mantenido firme en su resistencia a la guerra imperialsionista y mercenaria que le han impuesto. Ese hecho repercute negativamente sobre los suministros y la disposición combativa de la resistencia palestina en Gazza.

Una ofensiva de las monarquías árabes del  Golfo en contubernio conTurquía, EEUU, Israel y sus aliados locales y occidentales, para poner fin a cualquier forma de resistencia en la Gran patria Arabe, a favor de la creación de un mundo árabe wahabita, en el marco del Gran Medio Oriente buscado, a sangre y fuego, por el imperialsionismo.

Ese eje estimó que era el momento de ajustar cuenta definitiva con Gazza, símbolo y bastion de la resistencia armada arabe palestina. Israel aprovechó el incidente controvertido de los tres colonos secuestrados y muertos en las cercanías de su colonia en Hebron (12 de junio de 2014) para ensañarse con toda Cisjordania, y luego lanzar su agresión nazifacista contra Gazza, bautizada como “Margen Protector”.
Para ilustrar hasta que punto el nazifacismo ha penetrado la cultura política de las sociedades norteamericana e israelí, cito varios ejemplos de opiniones sobre el conflicto y los palestinos. El primero es de “La diputada Ayelet Shaked, pertenece al partido radical israelí “Hogar Judío”, reclamó ayer asesinar a todas las madres palestinas porque dan a luz a “pequeñas serpientes” (…) “Tienen que morir y sus casas tienen que ser demolidas. Son nuestras enemigas y nuestras manos deberían estar manchadas de su sangre. Esto se aplica igual a las madres de los terroristas fallecidos”[41].

El  segundo es de una actriz comediante norteamericana llamada John Rivers, que falleció el 5 d septiempre de 2014 a los 81 años de edad. La más celebre de sus declaraciones durante la agresion israeli contra Gazza fue “Los palestinos merecen morir“[42]. El tercero es de Halel Weis, profesor de la universidad israeli, Bar Ilan, lanzó una declaración nazi en los medios electrónicos al infatizar “El exterminio del pueblo palestino es un mandato divino, seria mejor que abandone nuestra tierra”[43].

Ese holocausto duró 51 dias (7 /7/14 a 26 /8/14) durante los cuales Israel empleó lo más sofisticado del arsenal imperialsionista, contando además con el silencio y/o la complicidad de la mayoría de la comunidad internacional. Incluso, la Cisjordania de la AP de Mahmud Abbas, que cuenta con su Seguridad Preventiva de 60 mil efectivos armados, mantuvo una actitud indiferente, como si Gazza perteneciera a otro planeta!

Israel buscaba lograr los objetivos estratégicos siguientes:

  • Destruir los túneles, vitales para la población y la resistencia, dado el bloqueo ferreo impuesto sobre el territorio desde 2007.
  • Destruir las armas de la resistencia palestina, con la perspectiva de desarmarla completamente, como ocurrió en Cisjordania.
  • Reinvadir la Franja de Gazza y someterla mediante una agresión terrestre.

Sin embargo, y pese a todo el poderío militar y bélico empleado por el imperialsionismo contra el mayor campo de concentración existente en el mundo, Israel no pudo lograr ninguno de esos objetivos. Sólo perpetró crímenes de guerra y de lesa humanidad, además de destruir la infraestructura de Gazza. Si en la agresión sionista de 2012, la resistencia palestina pudo imponer en la relación beligerante “el equilibrio del terror”, en la reciente contienda del 2014 impuso la ecuación de “equilibrio de la disuasión”.

Las pérdidas humanas en el lado israelí, según fuentes sionistas extraoficiales fueron: “4 colonos y 468 militares muertos; 1620 militares heridos; 6 MMM USD en pérdidas materiales”[44]. Del lado palestino, las pérdidas humanas, materiales y ambientales han sido incomparablemente superior por razones obvias: “4 millones de toneladas de escombros (500% de lo causado en la agresión de 2008-2009) contaminados con armas radiactivas (uranio), que están repercutido directamente en la salud de la población (90 casos nuevos de cáncer mensualmente)”[45].

Se estima que Israel bombardeó a Gazza con “20 mil toneladas de explosivos, cantidad equivalente a 6 bombas atomicas”[46]. La agresión sionista se caracterizó por masacres contra la poblcion civil y las viviendas (ej. Barrio Alshuyaía, testigo de la barbarie sionista), pues según la UNRWA, hasta el  20 de octubre de 2014, se han contabilizado “100 mil viviendas destruidas, que lbergaban a más de 600 mil personas”[47]. Diferentes fuentes estiman las pérdidas humanas y sociales en aproximadamente 2400 muertos; 11 mil heridos; 221 escuelas, 6 universidades, 9 subestaciones desalinizadoras de agua, 151 mezquitas y 1 iglesia, destruidas parcial o completamente.

Si tomamos en consideración que el ejército sionista de Israel ocupa el primer lugar,  en fuerza y recursos, en el Medio Oriente, según clasificación de una revista norteamerican ( tiene presupuesto anual de 15 MMM USD;  3870 tanques de guerra, 680 aviones de combate y 176 mil efectivos regulares[48]) además de la reserva y más de 150 bombas nucleares según testimonia James Carter, podemos percatarnos de la valentía y la efectividad de la guerrilla palestina en Gazza, que le causó cuantiosas pérdidas humanas y le hizo morder el polvo de la derrota, similar a la infligida a ese mismo ejército, a manos de la Resistencia Libanesa encabezada por Hizbolah en el 2006.

No obstane, si tomamos en cuenta que existe la voluntad y la disposición de EEUU y Hamas  de establecer contactos y dialogar sobre la situación del arreglo político; y la naturaleza de clases del liderazgo de Hamas, su ideología y su comportamiento político actual, podríamos estar en presencia de un proceso de reproducción de la experiencia de la OLP, que terminó sucumbiendo ante los planes de EEUU y sus aliados, o consagrar la división definitiva entre Cisjordania y Gazza, y así tendríamos dos ‘Estados viables’ que se reunificarían bajo la voluntad de EEUU y sus intereses. En ese caso, parafraseando a Fidel Castro, quisiera estar absolutamente equivocado.

Comportamiento de las administraciones de EEUU durante las agresiones contra Gazza, 2008 -  2014.

EEUU siempre ha tomado parte en todas las guerras lanzadas por Israel contra gobiernos y pueblos árabes. En esta ocasión, una vez más, EEUU autorizó al ejército sionista utilizar los almacenes de mergencia que el ejército norteamericano tiene en los territorios ocupados en 1948 (Israel). Según una resolución del Congreso de EEUU, Israel puede utilizar esas armas valoradas en  MMM USD)[49].

Según la estrategia norteamericana, cualquier proceso o arreglo pacífico del conflicto israelo-palestino, debe de servir a la seguridad estratégica del Estado de Israel, independientemente de quien ocupe la presidencia de la AP. Sin embargo, EEUU, UE e Israel  apoyaron la posición de M. Abbas y apuntalaron el proceso de negociación, ya que la AP se aferró a la estrategia de negociación eterna y la paz como opción estratégica[50]. En cambio, creo que tanto la resistencia armada como la pacífica, hacen que las soluciones políticas tengan valor y sean viables. Desechar la opción de resistencia armada y adoptar la opción de las soluciones pacíficas como opción estratégica constituye un suicidio político, capitulación y pérdida de los derechos inalienables del pueblo palestino.

La coordinación entre EEUU y la AP, llegó al límite de inmiscuirse en los detalles de asuntos militares internos[51]. Creo que se trató de una coalición político-militar de esos actores heterogéneos nacional y culturalmente, pero homogéneos en sus intereses de clase que se repartieron la riqueza, proporcionalmente al rol desempeñado y la función de cada cual, contra la resistencia y La Causa Palestina. EEUU asume históricamente posiciones contra la Nación Arabe incluido el pueblo palestino. “Oficiales norteamericanos supervisan las operaciones del ejército israelí en la Franja de Gazza y elaboran planes estratégicos y campales para los mandos del ejército israelí y guías de ejecución”[52].

La política de la Administración provocó deformaciones y cambios conceptuales en los principios fundamentales del conflicto imperante en Palestina. Además de convertir el conflicto árabe-sionista en conflicto israelo-palestino, logró convertir ése, en conflicto palestino-palestino, en aplicación de la doctrina del caos creativo. Creo que la Administración lo hizo partiendo de su decisión de imponer a la fuerza militar su ingeniería social que propiciaría su dominación del escenario regional, fuente de recursos económicos principales (energéticos, financieros y mercado) recursos políticos (regímenes y élites políticas) y quizás recursos militares (la zona es un gran almacén de armamento de EEUU, pagado por las élites árabes y se está usando en las guerras de la Administración).

La posición de W. Bush hacia la creación de un Estado palestino experimentó un cambio significativo en cuanto a su condicionamiento, pues en junio del 2002 Bush exigió una sola condición: el combate contra el terrorismo precede la creación del Estado. A finales del 2007 esa condición desapareció. Creo que Bush lo hizo porque está consciente de que, en el terreno, la AP de Ramalah venía combatiendo la resistencia palestina, en coordinación con las tropas militares y securitarias de Israel, bajo auspicios de Generales Norteamericanos que operan en la zona:

El General William Freizer, jefe del equipo de supervisión legal para la aplicación de la fase primera de la Hoja de Ruta. Su plan prevé la guerra palestina contra el terrorismo conjuntamente con la evacuación de focos ilegales de colonización y eliminar algunos retenes militares en Cisjordania.

General Keith Dayton, coordinador de seguridad entre Israel y la AP y el General retirado James Jones, designado (el 28 de noviembre de 2007) en la conferencia de Annapolis como coordinador superior de seguridad regional.  Es de señalar que K. Dayton sustituyó al generalWilliam Word, el negro de mayor rango en el ejército de EEUU, transferido al AFRICOM[53].  Luego fue designado en esa tarea otro general,Michael Muller,  sustituido en el 2012 por el admiral Paul Pushong, quien tiene la responsabilidad de construir los aparatos de seguridad palestina, desde su sede en el consulado norteamericano en Jeruslen[54].

Por otra parte, según informaciones filtrada el 20 de octubre de 2014, “el pentágono preparó un plan para enviar 2000 soldados norteamericanos (al campo de batalla en Gazza) con el propósito de ocupar la ciudad y salvar a Netanyaho. El general Horner propuso enviar 6000 soldados (para que las perdidas no lleguen al 18%) apoyados por los marines, un Appache, 2 aviones AH-6, algunos vehículos de apoyo, un helicóptero Black Hawk y vehículos Hamphy de transporte de tropas. pero Barak Obama no dio la orden de desembarco”[55].

EEUU puso su sistema del escudo antimisilistico instalado en Korecik en Turquia y otro igual instalado en la montaña Kirin en el desierto de nequev, al sur de Palestina, desde el 2008, al servicio de las trops sionistas, facilitando la información para que el “Domo de Hierro” antimisilistico israeli interceptara los cohetes palestinos lanzados desde Gazza.

Para que no quede dudas a nadie sobre la excepcionalidad de la relación entre EEUU e Israel, “el 88% de los miembros del Senado exigieron al ejecutivo de la Casa Blanca trabajar por poner fin al gobierno de HAMAS, desarmar la resistencia palestina”[56] y entregar el territorio a la AP de Mahmud Abbas, artífice del Acuerdo de Oslo 1993, que es, en mi opinión, la copia palestina del Pacto del Zanjon del siglo XIX de Cuba bajo el colonialismo español.


Mercenarios en el ejército israeli

Se estima que entre 1947 y 1948, “voluntarios” provenientes de 37 paises participaron en el apoyo al naciente Estado de Israel, de ellos: 1000 de EEUU; 250 de Canadá; 800 de Sudafrica; 600 de Gran Bretaña; 250 del Norte de Africa; 250 de America Latina; además de cifras no determinadas procedentes de  Belgica; Francia; Australia; El Congo Belga; Rodesia; Finlanda y Rusia”[57]. Cada vez son menos los judios que viven en Israel, y como las fuentes emisoras de colonos judios en el mundo, han llegado prácticamente a su fin, se han abierto las puertas del pais a mercenarios de cualquier pais, nacion o religion. Sorprende saber que en el ejército sionista hay 12 mil soldados árabes musulmanes!)

Según el Observatorio Euromediterraeo de Derechos Humanos, actualmente hay 6000 mercenarios (de ellos 2000 norteamericanos)  en el ejército sionista, que han causado la muerte de civiles palestinos en Gazza, durante las agresiones 2008-2014. El observatorio manifiesta su temor de que ellos hayan recibido motivaciones financieras para servir en el ejército israelí, heho que los hace mercenarios, acorde al articulo 47 del I Protocol Adicional de las Convenciones de Genebra, aprobado el 8 de junio de 1977”[58].

Considero que el Estado sionista de Israel, ha sido desde antes de su proclamación como tal en 1948, un polo de atracción a mercnarios de todas las partes del mundo. Incluso, la función permanente que viene desempñando al servicio del sistema capitalista mundial, a cambio de cifras astronómicas en lo financiero y armamentístico, lo convierten, asimismo, en un Estado mercenario.

La Reconstrucción de Gaza

La destrucción repetitiva de Gazza a manos de la maquinaria de guerra imperialsionista  y la pretendida reconstrucción entran en un circulo vicioso que encierra una forma fascista de producir ganancia astronómicas del gran capital dominante en la entidad sionista y los Estados donantes (son aliados y protectores de Israel desde su creación). Es un trueque criminal donde los palestinos ponen su sangre y hábitat, mientras los imperialsionistas ponen su industria militar  bélica. Todo para alcanzar altas tasas de ganancias de sus corporaciones y contribuir a equilibrar los déficits presupuestarios de los Estados centrales del capitalismo mundial.

Después de la agresión sionista “plomo fundido”, se celebró la conferencia de SHARM EL SHEIKH, Egipto, en el 2009, con la participación de EEUU, UE, BM, FMI, y sus aliados árabes, para acordar los recursos a destinar para la reconstrucción de Gazza (4.481MMM USD). No se ha ejecutado nada de lo prometido.

En el caso de la agresión sionista del 2014, “Según la UNECEF y la organización noruega SHELTER CLUSTER, la reconstruccion de Gazza requiere de 8 MMM USD, disputados entre egipto, AP y la Entidad Sionista. En condiciones normales la reconstruccion necesitaria de casi 20 años. La UNRWA estima que la Franja de Gazza no seria apta para la vida antes del 2020, debido al aumento progresivo de la poblacion y el agotamiento de las fuentes de agua limpia.

Un estudio realizado por el Grupo de Hidrólogos en colaboración con la UNICEF afirma que “73% de las aguas de la Franja de gazza está biologicamente contaminado; el 40% de las enfermedades en el territorio se debe al agua potable contaminada; el 95% de las aguas de la franja no es potable; en la agresión sionista de 2014 fueron destruidos 26 pozos, 6 plantas desalinizadoras; 16 reservorios de agua y 75 KM de acuiductos”[59]. Los temores se deben ahora a la contaminación de lo que queda de reservas de aguas subterránea, por efecto de lus sustancias toxicas y rediaciones emanadas de los explosivos sionistas empleados contra Gazza. Por su parte la UNCTAD refiere que la mitad de las ayudas enviadas al pueblo palestino en Cisjordania y Gazza, se emplean para saldar el deficit presupuestario israeli”[60].

Ahora luego del holocausto en Gazza, también “se ha celebrado otra Conferencia en El Cairo, Egipto, que acordó generosamente 5.4MMM USD para la reconstrucción, solo bajo las siguientes condiciones: el retorno de la AP de Oslo a la Franja de Gazza y el arribo a un arreglo político con Israel”[61], lo que presupone el desarme de la resistencia palestina.

Es de destacar que en la medida que Israel va destruyendo a Gazza, va incrementando progresivamente la colonización en Cisjordania, de manera que  se imposibilitaría la creación del prometido Estado Palestino, acorde al Acuerdo de Oslo de 1993.

Las agresiones contra Gazza (2008 -2014): consecuencias para la entidad sionista de Israel.
                                                                      “¿Dónde aprendiste a castrar ejércitos?”
                                                                         Muzhaffar Annawab (Poeta Arabe)

La agresión sionista contra Gazza 2014, tuvo lugar en medio de las mejores circunstancias posibles, regional e internacionalmente, y las mejores condiciones políticas y militares para Israel. Aun así, el resultado en el campo de batalla le fue catastrófico y adverso. El ex carcelero en las prisiones israelíes, el sionista Jeffery Goldberg, actualmente periodista en EEUU, exclamó aterrorizado al escribir en the Atlantic “¿Por qué Israel pierde una guerra que debería ganar?”[62].

La colonización sionista constituye un proyecto económico, independientemente del ropaje religioso o cultural que se le quiera conferir. En una sociedad colonialista, evacuacionista y sustituyente, como lo es la sociedad israelí, todo se mide con la balanza de pérdida – ganancia. Los colonos llgan a Palestina buscando buena vida económica y seguridad. Ambos fines entran en contradicción flagrante con la guerra permanente (consustancial al Estado de Israel) y la crisis económica estructural derivada de la aplicación de las políticas neoliberales.

Después de cada aventura guerrerista sionista, surgenes fenómenos y actitudes que estremecen la estructura del Estado, hasta cuestionar su propia existencia sobre la tierra de Palestina Historica. Hemos podido observar y constatar una serie de hechos, fenómenos, conjeturas, comportamientos y hasta profecías, en el seno de ese Estado artificial y sus aliados, asi como una campaña mundial solidaria con el pueblo palestino, especialmente a nivel de la sociedad civil internacional, que amenazan el futuro d ese Estado,  quizás a mediano y/o largo plazos.

  1. Los colonos del sur de Palestina empezaron a prepara las listas de indemnizaciones que deberían recibir de su gobierno, una vez terminada la contienda. Este hecho refuta radicalmente cualquier pretensión patriótica o ideologica o religiosa entre el Estado y sus “ciudadanos”.
  2. En el 2012, “fueron encarcelados 14 mil soldados”[63] de ambos sexos, en su mayoría por fugarse del servicio militar activo; otros por negarse a servir en los territorios ocupados de Cisjordania y Gazza, e incluso por cuestiones de conciencia.
  3.  En ese mismo año, el 37% de los colonos manifestaron su intensión de emigrar; 14 mil lo hicieron de hecho definitivamente[64]. Es de recordar que, el número de israelíes portadores de psaportes de otra nacionalidad, experimentó un aumento del 100% entre el 2000 y el 2007, lo que se traduce en 100 mil personas.
  4. En el año 2013, según el X canal TV israelí, el 56% de los israelíes pensaban en emigrar por razones económicas (el ingreso anual per capita es de 21000 USD). “16 000 colonos abandonaron el país”[65].
  5. En el 2014, segun el II canal TV israelí, “El 30% de los israelíes piensan emigrar”[66] por falta de seguridad y temor a una escalada militar con los palestinos. “9000 emigrantes entre ellos oficiales del ejército volvieron a Alemnia”[67].
  6. La aparición de un sitio electrónico (leave Israel) que apoya la emigración de los israelíes fundamentalmente los jóvenes. Ya hay 750 mil israelitas viviendo permanentemente en Europa y EEUU. Además , el gobierno español ha hecho un llamado a los judíos orientales de Israel a que adquieran la nacionalidad española[68]!
  7. Una encuesta hecha por el  X canal TV israelí mostró que “medio millón de israelíes emigrarán debido a la carestia de la vida”[69]. 61% de la población opinan que las manifestantes de protestas que sacudieron a Israel en el 2013, fracasaron en provocar algún cambio en el país.
  8. La destitución de los jefes de las brigadas militares más grandes del ejército israelí, que participaron en la agresión contra Gazza[70]:  la brigada de los paracaidistas, la brigada Yafaty, la brigada Nahal, la brigada Kfeir y las brigadas de tanques 77 y 188.
  9. Un grupo de soldados de diferentes unidades militares que participaron en la agresión contra Gazza, viven de la pordiosería debido a las pésimas condiciones de vida que tienen, derivadas de la guerra. Enviaron una carta de protesta al primier Netanyaho, al minstro de defensa Moshé Yaalun, y al jefe del estado mayor, Beni Gantz. Aseveraron que “se han convertido en huérfanos en la mesa de los viles”[71].
  10.  Un grupo de 105 ex generales de las diferentes armas, policía e inteligencia iraelies, dirigieron una carta abierta através de los medios de comunicación, al premier Benjamin Netanyaho, exigiéndole adoptar una iniciativa de paz regional, como la iniciativa saudita aprobada por la Cumbre Arabe de Beirut 2002. Los firmantes reiteran: “Estamos cansados de librar batallas año tras año, en vez de hacer esfuerzos efectivos para aceptar la iniciativa árabe (…) exigimos que usted emprenda una iniciativa diplomática que propicie la paz con los palestinos sobre la base de dos Estados para dos pueblos”[72].
11.                Más de 400 profesores de la Asociacion Americana de Antropologia (AAA) anunciaron su boicot contra Israel y firmaron un memorando, “condenando ls violaciones de los derechos humanos por Israel, exigiéndole retirarse de los territorios ocupados, poner fin inmediato a la ocupación y garantizar el retorno de los refugiados a sus hogares y conceder derechos plenos a los árabes que viven en Israel”[73].
12.                 La universidad sudafricana de Johansburgo (ya había decidido boicotear las universidades israelíes dede hace tres años) tomó “la decisión de no recibir a ningún académico o conferencista que trabaja en las universidades israelíes, ni contratarlo ni aceptar a ningún estudiante israelí, a menos que firme un compromiso de no colaborar con las instituciones militars y securitarias israelíes; declarase ajeno a las políticas del gobierno israelí que violan las tierras palestinas mediante la confiscación y la colonización,  vulneran las libertades públicas mediante las detenciones y los abusos, además de negar los derechos históricos palestinos”[74].
13.                 America Latina asumió una actitud digna y solidaria con las víctimas de la agresión nazifascista, a corde a sus ideales revolucionarios y libertarios, y amparada por el derecho internacional público y humanitario. En ese sentido, hay que destacar la actitud del ALBA, especialmente el comportamiento solidario de Venezuela.  El líder histórico de la revolución cubana Fidel Castro, tuvo una participación activa y enérgica en la denuncia del crimen sionista[75].

Limpieza Etnica en Palestina Histórica

 “La teoría del espacio vital sionista partió de que los judíos eran un pueblo sin tierra y que Palestina era una tierra sin pueblo. Así fue como se creó el ilegitimo Estado de Israel en 1948. Cuando se percataron de que en Palestina había un pueblo que vivía en su tierra, era necesario, para que la teoría no estuviera equivocada, exterminar al pueblo palestino. Es lo que vienen hacienda, sistemáticamente, desde hace más de cincuenta años”.
                                Gabriel García Marquez
El desarrollo del capitalismo, su expansión desde sus países céntricos hacia los países periféricos, trajo consigo el fenómeno del colonialismo salvaje y sus nefastas consecuencias para los pueblos originarios en Asia, Africa, Australia, el nuevo mundo…etc. Millones de seres humanos han sido exterminados, esclavizados y vulnerados por el colonialismo en todas sus versiones. Quizás los ejemplos más terroríficos hayan sido los de EEUU, Sudáfrica y Palestina, donde se registraron episodios de masacres, genocidios, racismo y limpieza étnica, a manos de fuerzas militares invasoras y colonialistas extranjeras.
La coordinación de esfuerzos del imperialismo euro-norteamericano hizo posible el proceso de creación del Estado sionista en Palestina. El proyecto de la Comisión del premier británico Henry Campbell-Bannermann, elaborado en 1907 con la participación de representantes de la mayoría de los países europeos, recomendó “la destrucción de la nación árabe y crear una barrera foránea que separara su Oriente de su Occidente, para que no se levantara jamás de su tropiezo histórico”[76].
Arthur Belfour, artífice de su Declaración (2 de noviembre de 1917) acorde a los documentos secretos del Pacto Syx-Picot (16 de mayo de 1916) para entregar Palestina a los sionistas decía: “A nosotros no nos importa el régimen que crearemos con el propósito de quedarnos con el petróleo del Medio Oriente, lo fundamental es que se mantenga a nuestro alcance”[77].  Más tarde, Haím Weisman, primer presidente de Israel aclaró: “Hemos acordado con los ingleses que nos entregaran Palestina libre de su población”[78].
La actitud de Alemania nazí, en su hostilidad hacia los judíos europeos y su apoyo a reasentarlos en Palestina, no difiere sustancialmente de la posición de Gran Bretaña, EEUU y demás aliados. Incluso estaba en armonía total con los líderes del Movimiento Sionista Mundial, supuestos salvadores de los judíos de las masacres de Hitler. Lenni Brenner (Brooklyn1937-) un periodista judío norteamericano, publicó un libro bajo el titulo “51 Documentos”[79] que constituye una prueba irrefutable, sobre la colaboración entre el sionismo y el nazismo antes y durante la II Guerra imperialista.
El Congreso General Judío celebrado en 1807 en Paris proclamó que “la nación judía no tiene el derecho de reclamar a Palestina y que tiene el deber, en todas las partes del mundo,  de abolir de sus ideas y rezos todo lo relacionado con el retorno a Palestina o crear un Estado en la  misma”[80]Abdulwahhab Elmessiri (experto enciclopédico en asuntos del sionismo) estimó que “una de las paradojas de la historia consiste en que la revolución capitalista que generó la cuestión judía, es la misma que produjo la solución sionista (…) no es posible ver el sionismo fuera del contexto colonial imperialista (…) en 1814 el número de judíos en Palestina no sobrepasaba la cifra de 10 mil y en 1914 no superaba los 35 mil del total de 16 millones de judíos en el mundo”[81].
En 1917, no llegaban a los 60 mil sin embargo en 1947 contabillizaban 650 mil colonos. No existe manera natural posible para ese extraño aumento demográfico en ninguna parte del mundo, en ninguna época histórica. Sólo se explica ese hecho mediante el fenómeno de exportación humana premeditada y sistematica a Palestina, creando asi las premisas para la colonización y la limpieza étnica correspondiente.
Vladimir Jabotinsky, un  teórico sionistas, trazó las pautas de lo que debería ser el Estado judío, sugerencias que han estado en el centro de la política y los planes de los gobiernos israelíes y norteamericanos[82]. Jabotinsky reconoce que Palestina no es propiedad de los judíos; sugiere métodos adecuados (crímenes de lesa humanidad); habla de un pueblo judío de pureza étnica y racial, al parecer, sin saber que los judíos pertenecen a distintas razas y etnias; insistiendo en los hechos consumados, lo que equivale decir, imponer la fuerza sobre el derecho, y así los árabes, dueños históricos de Palestina, se verían obligados a renunciar a su patria y se reasentarían en otra parte.
Considero que EEUU e Israel están cumpliendo estrictamente el plan Jabotinsky en Palestina, es decir, el comportamiento político de la administración tiene raíces puramente sionistas. La congresista Ileana Ros-Lehtinen es la más fanática partidaria en Washington de la masacre israelí de palestinos en Gaza, a pesar de la indignación que provoca este genocidio en el mundo entero (…) En el 2009, Ros-Lehtinen obtuvo de la Cámara Baja la condena al Informe Goldstone presentado en la ONU, que reconoce el carácter genocida de los crímenes de Israel en su guerra contra la Franja de Gaza”[83].
El 21 de noviembre del 2000, la revista israelí HAARTZ pubicó una declaración emitida por un grupo de grandes rabinos de Israel, donde se puede leer lo siguiente: “Nuestro deber religioso nos exige imponerles a los árabes el combate y el holocausto. Debemos matarlos a todos, inclusive mujeres, niños y todos sus animales hasta el último gato o perro”[84]!

Es una muestra concreta de  la cultura política impregnada en la sociedad política y la sociedad civil de los colonos sionistas del Estado de Israel. Es lo que explica el exterminio premeditado de 80 familias enteras en Gazza, cuyos integrantes oscilaban entre 3 y 26 miembros. Creo que, cuando la fuerza militar de un Estado colonialista y/o espurio, como lo son Israel, DAESH, Hitler, Mussolini, Bush, Obama…etc.  entra en maridaje con la religión política (judía, islámica, cristiana) habría que esperar cualquier crimen de genocidio, exterminio masivo, limpieza étnica y terrorismo total.

Limpieza étnica:

Quizás la obra de Ilan Pappé ““Ethnic Cleansing in Palestine”, sea la más célebre en el caso de Palestina y sus importancia radica en dos cosas: el autor es un judío israeli de “izquierda” y se basó fundamentalmente sobre fuentes y archivos militares israelíes.

Para sostener que lo que ha ocurrido en Palestina es efectivamente una limpieza étnica, Pappé toma las definiciones del concepto en su más amplio espectro: organismos internacionales como la ONU, el Departamento de Estado de EEUU, enciclopedias como Hutchinson, pasando por definiciones populares como las que aparecen en la enciclopedia virtual Wikipedia, hasta las definiciones académicas, como las que aparecen en los trabajos de Drazen Petrovic, uno de los más reconocidos expertos en el tema.

De todas ellas, el autor extrae elementos comunes que encajan uno a uno con el Plan Dalet, que fuera el plan maestro de las milicias sionistas para la conquista de Palestina: “…, la limpieza étnica es una política bien definida de un grupo particular de personas para eliminar sistemáticamente de un territorio dado a otro grupo de personas por razones de su origen nacional, étnico o religioso. Una política semejante es violenta, y con frecuencia, se conecta con operaciones militares” (Petrovic, citado en p.19).

“La enciclopedia Hutchinson define la limpieza étnica como la expulsión mediante la fuerza con el fin de homogeneizar una población, heterogénea desde el punto de vista étnico, en una región o territorio particular. El propósito de la expulsión es causar la evacuación de tantos residentes como sea posible, por todos los medios a disposición del expulsor, incluidos los no violentos,…”. (…) “Esta definición es también aceptada por el Departamento de Estado de Estados Unidos, cuyos expertos añaden que una parte esencial de la limpieza étnica es la erradicación, por todos los medios disponibles, de la historia de una región. El método más común es el de una despoblación dentro de «una atmósfera que legitima actos de castigo y venganza»[85].

Por mi parte, creo que los hechos históricos en Palestina demuestran que el sionismo israelí viene perpetrando todos esos actos y les ha añadido otros actos: la gresión a la naturaleza, cambiando la fisonomía topográfica del país y la destrucción o usurpación del patrimonio inmaterial del pueblo palestino. El Estado sionista de Israel  no ha dejado de aplasta el espacio palestino constantemente y viene masacrando al pueblo árabe de Palestina desde su fundación. Quizás haya estado emulando con Los Panturanistas[86] que masacraron un millón de armenios cristianos hace un siglo, y con  el nazismo hitleriano que masacró millones de judíos europeos.
Illán Pappé, en su libro mencionado, “arroja luz sobre las masacres y expulsiones  contra los palestinos en 1948, cuando fueron arrasados 531 poblados y expulsados más de 800 mil palestinos (entre el 30 de marzo y el 15 de abril las fuerzas sionistas ocuparon 200 poblados y expulsaron a sus poblaciones árabes (…) es una historia sencilla y terrorífica de limpiar a Palestina de su población autóctona. Es un crimen de lesa humanidad que Israel ha intentado negar y hacer que el mundo lo olvide. Recuperar la memoria (…) es una decisión moral y un primer paso que debemos dar, si queremos darle una oportunidad a la reconciliación, y establecer y consolidar la paz en Palestina e Israel”[87].
Aunque  aprecio el papel jugado por ese autor de “la izquierda judía” por denunciar los crímenes del sionismo en Palestina Histórica hasta 1948, según documentos sionistas que demuestran la falsedad de sus argumentos en cuanto a la tierra y el pueblo de Palestina Histórica, no puedo dejar de ver la otra mitad de la verdad histórica y actual.
Pappé reconoce la inmoralidad, ilegitimidad del crimen sionista contra el pueblo palestino. Sin embargo, absuelve tácitamente al Estado de Israel de la responsabilidad e involuciona a Palestina Histórica, árabe y palestina, a una falsa Palestina que se promueve en los medios de comunicación masiva, a instancias de EEUU, UE, Liga Arabe, Israel y AP: Cisjordania y la Franja de Gazza.
Por ello, Pappé pretende implícitamente legitimar la conquista sionista de más del 78% de Palestina Histórica  y olvidar el crimen histórico del sionismo y sus aliados, en vez de restaurar los derechos, legítimos, nacionales y históricos del pueblo palestino, como única forma de restablecer la paz en el Medio Oriente.
Manifestaciones principales de limpieza étnica en Palestina Histórica.
El testimonio público del general Isac Bondak, al cumplir recientemente 100 años, corropora la investigación de Iln Pappé. Bondak reconoció que cuando era el jefe de una brigada“Yefaaty” de tanques, destruyó poblados árabes en 1948, manifestando que “las guerras unen al pueblo judío”[88] y que su conciencia esta tranquila (al igual que la del terrorista Internacional Luis Posada Carriles) porque su esfuerzo fructificó en la creación del Estado de Israel y la reduccion de los árabes palestinos en su tierra, en un millón de personas.
La limpieza étnica en Palestina empezó entre 1947 – 1948, con 80 masacres documentados (15 mil victimas mortales); la destrucción de 532 poblados y aldeas, la expulsión forzada de 800 mil personas (génesis de los 6 millones de refugiados); la ocupación del resto de Palestina Historica en 1967, las agresiones genocidas contra los palestinos en 1968, 1970 -1978, 1982, 1987-1991, 2000-2002, 2008-2009, 2012 y 2014; la colonización de Cisjordania (480 colonia con 700 mil colonos armados), la judaización y colonización de Jerusalen en un 92%.
Israel está planificando para el próximo quinquenio, expulsar a 120 mil palestinos de Jerusalén y reemplazarlos por 120 mil colonos sionistas; hay 125 mil jerusalenenses viviendo contra su voluntad fuera de la muralla de la ciudad; hay 100 sinagogas y escuelas religiosas judías rodeando a Jerusalén; 700 falsas tumbas judías han sido construidas alrededor de la mezquita Al Aqssa; entre 1976 y 1997, 8558 palestinos fueron privados de su derecho a residir en su propia ciudad jerusalen; los 5000 cristianos palestinos de Jerusalén están decreciendo numericamento, debido a las presiones y coerciones sionistas.
Actualmente, en el contexto de limpieza étnica permanente que el sionismo lleva a cabo en Palestina, asistimos a nuevos episodios de ese fenómeno fascista:
  1. Está en marcha un proceso de judaización de la geografía del país. Según Shukry Arraf, autor de la obra “Sitios geográficos en Palestina: nombres árabes y seudonombres hebreas”, “el movimiento sionista y posteriormente Israel prosiguen la judización de más de 8000 sitios geográficos en Palestina (…) antes de la invasión sionista, solo existían a penas 50 nombres hebreos en toda palestina Historica”[89].
  2. Ley Bravar: Prevé “confiscar 80000 hectáreas de las tierras árabes en Neqev; destruir 40 aldeas, expulsar a más de 90 mil  de 250 mil palestinos autóctonos y hacinarlos en 1% de ese territorio, aunque constituyen el 30% del total de sus pobladores (árabes y colonos)[90].El plan sionista busca reemplazarlos con colonos sionistas y construir una gran base militar e instalar equipos del sistema antimisilistico Domo de Hierro.
  3. Plan Yeora Holand[91] (general sionista) pretende ampliar la Franja de Gazza con 720 kilómetros cuadrados de los territorios egipcios del Sinaí. El objetivo es liquidar el derecho de los refugiados palestinos a sus tierras y propiedades en Palestina.
  4. Plan Al-Noema[92]: prevé la expulsión colectiva y coercitiva de miles de familias beduinas  palestinas de sus tierras ubicadas entre Jerusalén y el Rio Jordán, para concentrarlos en una aldea improvisada cerca de Jericó. Es un crimen de guerra según el derecho  internacional humanitario y compite con los Bantustanes del apartheid.
  5. Saqueo arqueológico, la unión general de los Arqueólogos Arabes afirma que “las autoridades de la ocupación israelí, han saqueado el contenido de 11 mil sitios arquelógicos en Palestina, a partir de 1967 y vende 100 mil reliquias anualmente. El objetivo es contribuir a la falsificación de la historia de palestina, sus sitio arquelogicoa y simbolos religiosos, en su afán de demostrar mitos bíblicos inexistentes en Palestina”[93]. Hay 120 grupos judíos que concentran sus esfuerzos en la excavación de tuneles debajos de la mezquita Alaqssa, buscando el Temlo bíblico sin haber encontrado absolutament nada, según testimonian los expertos arquelogicos del propio Israel.
Si se le añade a lo anteriormente expuesto, la limpieza étnica en Gazza, seria legitimo preguntar: ¿Con quién Israel quiere negociar y sobre qué? ¿Negociaria con sus aliados estratégicos el Plan Moshé Yaalun (50 MMM USD son suficientes para fundir las armas de la resistencia y fabricar copas para los ebrios, convirtiendo a Gazza en una “economía de casino”[94]? o ¿A caso piensan en el arreglo histórico sionista, sinónimo de la solución final hitleriana? Es decir, ¿tendría el pueblo árabe palestino que desaparecer, físicamente, para que exista el pueblo elegido de dios?
En la “postguerra” de 2014, el Estado sionista de Israel se esfuerza incesantemente para lograr tres objetivos: completar la judaización de Palestina; impedir cualquier logro político de la resistencia en Gazza, manteniendo el bloqueo y condicionando su levantamiento al desarme de la resistencia y la liquidación de la Causa Palestina; y bloquear los sueños de la (AP) en la consecución de algún tipo de “Estado”[95], imponiendo sólo una autonomía civil administrativa limitada,  según el Acuerdo de Oslo 1993.
Cuestionamiento  a  la sostenibilidad del Proyecto Sionista en Palestina Histórica.

Después de cada episodio bélico sionista, surgen y se reproducen temores y preocupaciones sobre el futuro del Estado de Israel. Creo que es lógico y tiene sentido ya que:
  • Israel es un Estado prefabricado en el exterior y trasplantado en Palestina[96]; se nutre de colonos de más de 100 nacionalidades de diferentes lenguas, etnias, culturas…etc.
  • Todo poder tiene límite inclusive el poder militar;
  • La guerra permanente sionista va gastando su propia sociedad;
  • La pérdida del buen vivir y la seguridad de los colonos aumentan la emigración aceleradamente; y
  • La firmeza de la resistencia árabe frente a las agresiones y guerras terroristas auspiciadas y/o ejecutadas por el imperialsionismo.

Durante la agresión sionista contra Gazza 2014, George Fredmn, director del Centro Stratfor (una empresa privada de análisis de inteligencia y seguridad) el 29 de julio 2014, llegó a la conclusión de que “el tiempo no transcurre a favor de Israel (…) Israel no podrá ser más fuerte y más segura que ahora”[97]. Es decir, el Estado de Israel ha alcanzado el máximo de su potencial de poderío y función, en el marco del sistema imperialsionista mundial y irremediablemente, tendría que empezar a declinar.

Los sionistas de Israel ven en EEUU el componente indispensable de su “seguridad nacional” y su existencia, según testimonian los documentos de las ediciones anuales de la “Conferencia de Herzlia”[98] desde el 2011 hasta el momento. EEUU está preocupado por las consecuencias de la barbarie sionista sobre el futuro del propio Israel, dados los cambios a escala regional y mundial, y el cambio en la función de la entidad sionista al servicio del imperio.

El presidente israelí  Shimón Pérez aseveró: “No podemos perder el apoyo de EE.UU., dado que ello nos da la posibilidad de defender nuestros intereses. Si Israel se queda solo, será devorado por los enemigos (…) sin Estados Unidos el Estado hebreo será como “un árbol en el desierto”[99].

Zbigniew Brzezinski, ex asesor de seguridad nacional, en un discurso ante el Consejo Nacional irano-Americano, lanzó una protesta contra el tipo de relación especial entre EEUU e Israel. Aseveró: “I don’t think there is an implicit obligation for the United States to follow like a stupid mule whatever the Israelis do. I think that the United States has the right to have its own national security policy.”(…) the former National Security Adviser underlined the fact that since the assassination of John F. Kennedy, who secretly went to war with Ben Gurion in a doomed effort to abort the Israeli nuclear weapons program, the US has not enjoyed that right.”[100]

Los estrategas sionistas están conscientes de que la hegemonía y la jeratquia norteamericanas están en retroceso. Los documentos de Hertzlia desenmascaran la mentalidad política sionista, ya que se percatan de que Israel no es más que una prolongación del imperialismo occidental y de que su retroceso en marcha, alterará la correlacion de fuerzas a escala internacional y regional.

Por otra parte, la función de Israel como punta de lanza del imperialismo en la zona se ha depauperado, ya que desde el año 2000,  su “ejército invencible” no ha ganado ninguna guerra, aunque haya causado colosales destrucciones materiales y pérdidas humanas civiles.Yusi Millman, periodista y analista de inteligencia israeli dedujo que “esta guerra 2014 no ha tenido ningún resultado militar”[101]. Es de suma procupacion para los sionistas, el cambio en la perceción de los árabes de símismos, de Israel y de EEUU.

Un informe de la CIA afirma que Israel desaparecería alrededor del año 2030, detallando que “más de dos millones de israelíes, entre ellos 500 mil portadores de Tarjetas Verdes o pasaportes norteamericanos se dirigirán a EEUU en los próximos 15 años. Mientras otros 1.6 millones se están preparando para retornar a sus patrias de origen, o sea, Rusia y Europa oriental y Occidental”[102].

El ultra sionista Henry Kissinger, se mostró más pesimista que el Informe de la CIA, anteriormente mencionado, pues coincide con la Comunidad de Inteligencia de EEUU, en que  en 10 años Israel no existiría más, porque su vida virtul ha llgado a su fin”[103] a menos que el sistemas imperialista globalizado lo salve.

Pienso que esas estimaciones y vaticinios, que se repiten frecuentemente, constituyen una alerta para los centros de toma de decisiones en los Estados céntricos del sistema imperialsionista mundial, para que tomen las medidas y acciones necesarias que impedirían ese desenlace. Al mismo tiempo acarician los sentimientos y aspiraciones de amplios sectores populares en los países enemigos de Israel, y les inducen la inacción consciente y combativa, ya que los creadores y protctores de la entidad sionista afirman su desaparición.

No obstante, las masas populares árabes e islamicas deberían reforzar su conciencia y combatividad, tomar la iniciativa de resistir, luchar y vencer. De lo contrario quien desaparecería seria la Nación Arabe y el Islam. “El combatiente se atrinchera detras de su arma; el intelectual lo hace detrás de su conciencia. Sí, porque la conciencia del intelectual revolucionario y beligrante lo protege de la complicidad de la vasilacion y el regateo”[104].

Algunas reflexiones finales.
A lo largo de los páginas anteriores, hemos  observado como el imperialsionismo ha desempeñado un papel protagónico y decisivo en el proceso de corrosión política, moral y legal, destrucción material de las estructuras vitales, intentos de exterminio y limpieza étnica del pueblo palestino y su  causa. Se trata de una política sostenida por una coalición de actores locales, regionales e internacionales: las potencias del imperialsionismo, los regímenes clientelares árabes, Israel y algunas capas sociopolíticas e intelectuales palestinos, todos al servicio del capital globalizado.
El conflicto en Palestina es un proceso histórico abierto, con actores de intereses irreconciliables, que imprimen un carácter antagónico al conflicto, regido por consideraciones geopolíticas y geoestratégicas de las potencias imperialsionistas en el MO y por una correlación de fuerzas favorable, a corto plazo, al imperialsionismo y sus aliados.
El proyecto sionista en Palestina Histórica, desde su génesis, ha sido un proyecto colonial-colonialista ejecutado por las grandes potencias imperialistas: es una pura empresa inversionista capitalista-imperialista al servicio del Dios del capital. Mientras rinda ganancias, poco o nada importa que el combustible de sus maquinarias sea la sangre de las masas árabes y judías de cualquier origen, raza, etnia y cultura.
Carlos Marx escribió alguna vez que el mundo iba a encontrarse ante el desafio de una disyuntiva: la barbarie o el socialismo. “Estamos en presencia de una crisis general y estructural del capitalismo que esta conduciendo el mundo a la barbarie, a un capitalismo fascista globalizado con ropaje religioso”[105].

 “La resistencia contra el proyecto sionista es un deber patriótico, nacionalista, religioso y humano. Su naturaleza colonialista y comportamiento racista conducirán inevitablemente a su desaparición, como lo hicieron todos los sistemas coloniales en el mundo; los colonialistas francés en Argelia, los nazi de Alemania y el apartheid en Sudafrica”[106]. El sionismo, como ideología del CAPITAL, es multiétnico, multinacional y multirrelogioso y tiene continuidad histórica desde la víspera de la crucifixión del Primer Palestino, Jesús de Nazaret, hasta la sepultura del sistema capitalista mundial.

Puede haber propuestas de soluciones parciales transitorias del conflicto. No obstante, creo que la transición de la región medioriental hacia una paz justa, global y duradera, requiere de la única alternativa posible y viable: La resistencia de los pueblos árabes y la lucha multifacética como única vía de modificar y revertir la correlación de fuerzas imperante; la eliminación del sionismo- que, por definición, es la antítesis de la paz- el desmantelamiento del Estado artificial de Israel y la aplicación de la solución socialista[107]en toda Palestina Histórica.
https://kanaanonline.org/ebulletin-en/?p=746

1 commento:

  1. Using RentalCars you can discover the most affordable car hire at over 49,000 international locations.

    RispondiElimina